Mientras la Unión Europea y Oceanía lideran la reapertura de fronteras con cautela y liberando destinos de a uno, los turistas no se dejan tentar simplemente por esas posibilidades. Los turistas, en el sentido clásico de la palabra, prefieren circular por su propio país, al menos hoy, en los comienzos de la nueva normalidad.  

 

El NUEVO TURISMO se enfrenta a lo que hoy está siendo tendencia: Country Life. Una vida marcada por el recorrido en el campo, por villas, casas u hoteles muy pequeños, con capacidad para poco público, enclavados en el medio de la nada, con grandes espacios al aire libre y pocas posibilidades de intercambio social con terceros.

China ha sido pionera en este tipo de turismo post pandemia indicando la alta demanda que produjo el turismo rural luego de la reapertura de las fronteras: “Los viajeros tendrán un fuerte deseo de salir y explorar el aire libre, incluidos los destinos menos poblados”, Analizaron desde el gobierno Chino.-

“La nueva normalidad plantea un turismo distinto para los próximos meses, donde las escapadas fuera del país quedarán en pausa por un tiempo y se retomará un turismo más doméstico -indica Franck Pruvost, COO de Accor para países hispánicos.-. Sin dudas, los hábitos de consumo han cambiado en estos últimos meses y los nuevos viajeros van a optar por destinos menos aglomerados, con un contacto más estrecho con la naturaleza y el medio ambiente. Somos muy optimistas en cuanto al flujo de turistas que van a privilegiar los viajes por su país, con recorridos más personalizados descubriendo su cultura, actividades y tradiciones de comunidades locales”.

Comparte esta nota